Zimovane (Zopiclone) 7.5 mg

Availability: En existencia

US$ 3,80
  • Comprar cada 60 por US$ 3,70guardar 3%
  • Comprar cada 100 por US$ 3,60guardar 6%
Zimovane (Zopiclone) 7.5 mg is available for purchase in increments of 10

Descripción rápida

 


Nombre del producto: Zimovane (Zopiclone) 7.5 mg
Nombre del ingrediente activo: Zopiclone
Dosis: 7.5 mg

Solicita el envío por correo.
Número de teléfono necesario en la dirección.
Envío desde UE.

Para órdenes más grandes la tarifa de envío Registered Mail se aplicarán para cada 100 pastillas.

Para los pedidos con más de 300 pastillas o para las compras Por Mayor, por favor, contactenos a rxassph@protonmail.ch para recibir un descuento.

Zimovane (Zopiclone) 7.5 mg

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Más vistas

Detalles

Si se puede comprar Zimovane Zopiclone sin receta?
Muchos hombres deciden comprar  Zimovane Zopiclone, pero pocos de ellos quieren ir al doctor para recibir la receta. En nuestra farmacia www.24-h-rx.net usted tiene la posibilidad de comprar  Zimovane Zopiclone  sin receta online. Comprando  Zimovane Zopiclone sin receta usted no necesita dirigirse al mèdico e ir a la farmacia donde alguien puede verlo.

No pierda la oportunidad ùnica de comprar  Zimovane Zopiclone  sin receta. En www.24-h-rx.net usted puede aprovecharse de los precios razonables y comprar  Zimovane Zopiclone sin receta por un precio conviniente para usted. 

Una marca de fábrica de Zimovane nombrado Imovane (Made in EU)Zimovane (Made in EU), y Zopiclone (Made in India)

Cómo Comprar Zimovane En Línea?

Comprar Zimovane (Zopiclone) descontado en línea es simple y conveniente. Usted puede obtener las medicinas de prescripción de la calidad en los ahorros substanciales a través de farmacias internacionales, los líders en drogas del descuento en línea.

Zimovane Descontado - Ninguna Prescripción Necesitó

Desemejante de otras farmacias, no hay prescripcion necesaria comprar Zimovane en línea de una farmacia internacional. 

¿Que son los tranquilizantes?

Bajo el epígrafe de tranquilizantes e hipnóticos nos referimos a un amplio grupo de fármacos que son capaces de controlar la ansiedad patológica y a dosis más elevadas de inducir sueño. Son un grupo de fármacos muy eficaces. El problema surge cuando no se emplean adecuadamente o durante períodos de tiempo excesivamente prolongados.

Hasta los años 60, para el tratamiento de la ansiedad se utilizaban fármacos de carácter sedante; al producir sedación y somnolencia la persona sentía menos la ansiedad, si bien estaba todo el día prácticamente dormida. Por ejemplo, a este grupo de fármacos pertenecen los barbitúricos. A partir de los años 60 se introdujeron un grupo de fármacos que se denominan de acuerdo a su estructura química como benzodiacepinas. Estos fármacos eran y son capaces de reducir el nivel de ansiedad patológica, sin dormir a la persona. Es decir eran el primer grupo de fármacos que de manera selectiva reducían el nivel de ansiedad. El fármaco más popular de este grupo es el diazepam, el cual aún hoy en día se sigue prescribiendo.

Por lo general, cuando nos referimos a los tranquilizantes e hipnóticos nos estamos refiriendo específicamente a las benzodiacepinas. A ellas nos referiremos en particular a continuación. En los últimos años han aparecido algunos fármacos que pertenecen a grupos químicos distintos, si bien básicamente actúan como las benzodiacepinas.

¿Para qué se emplean las benzodiacepinas?

Quizás su principal indicación sea el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Estos mismos fármacos a dosis más altas son eficaces para tratar otras patologías como son los espasmos musculares, las crisis convulsivas, ciertas formas de epilepsia, etc. A dosis aún más altas, o en formulaciones que se absorben más rápidament,e se emplean como hipnóticos siendo hoy en día los fármacos de elección. Por vía oral y particularmente por vía intravenosa se emplean en anestesiología.

¿Son fármacos seguros?

 Las benzodiacepinas son fármacos muy eficaces y también muy seguros. Sin embargo, como ocurre con todos los fármacos, su administración no está exenta de riesgos, especialmente de los efectos sedantes.
El gran problema que surge con estos fármacos es que hay muchas personas que se sienten bien bajo sus efectos y prolongan el tratamiento más allá de lo conveniente, que suele ser 3 a 6 meses en el caso de la ansiedad. Es por ello que los pacientes siempre deben de seguir las instrucciones del médico y dejar la medicación cuando se lo indican. Por otra parte con frecuencia se critica a los médicos de que debemos prestar más atención a no prolongar sin necesidad el tratamiento con estos fármacos.

Bajo el efecto de las benzodiacepinas la persona con ansiedad y/o insomnio se sentirá bien. No obstante una vez controlada la situación clínica, al dejar la medicación durante unos días tendrá un cierto grado de rebote de la ansiedad y dormirá algo peor. Ello es debido a la readaptación de nuestro cerebro a la falta del fármaco. Muchas personas cuando dejan la medicación se sienten peor, y ante el temor de volver a enfermar creen erróneamente que han vuelto a recaer en su enfermedad y así continúan con el empleo de estos fármacos. España es uno de los países del mundo con mayor consumo de tranquilizantes de manera crónica.

Hipnóticos e insomnio

Esta situación de empleo crónico se da muy frecuentemente en el caso del insomnio. Sólo en aquellos casos de insomnio crónico esta justificado el empleo de medicación, y siempre bajo vigilancia médica. El problema no es que estos fármacos sean poco eficaces o seguros, el dilema es que muchas de las personas que los toman desean continuar consumiéndolas. Ello es debido tanto a su potencial de abuso como a sus acciones: ¿quién hoy en día no se siente bajo presión o estresado?

Tranquilizantes y alcohol

Repetidamente hemos señalado que los tranquilizantes e hipnóticos son fármacos eficaces y seguros. Si embargo, si se toman conjuntamente con el alcohol se potencian marcadamente sus efectos sedantes, dejando de ser fármacos "limpios", a tener marcados efectos depresores sobre el sistema nervioso central (sedación, somnolencia, sueño, alteración de la coordinación motora, etc). Es por ello que cuando se consumen estos fármacos no se puede tomar ninguna bebida alcohólica; simplemente nada de alcohol.